Etiquetas

, , , , ,

Ayer tuvimos la suerte de poder ir a dibujar al parque de bomberos de la calle Imperial de Madrid. Recibimos la invitación de uno de sus miembros que amablemente nos recibió, nos presentó a sus compañeros y  comentó los pormenores de su día a día.

Lo primero que hicimos es subir a la azotea del edificio y dibujar la explendida vista de esta zona tan emblemática de Madrid. Tejados de la cercana plaza mayor, cúpulas, tejas y pizarras para elegir. Yo opté por mirar hacia el oeste y dibujé las cúpulas de San Andrés y San Francisco el Grande.

Ya dentro del edificio nos llamó la atención la forma en que dejan preparada la ropa, botas, casco y otros muchos artilugios para cuando tienen que salir corriendo….. y cuando estábamos dibujando   se encendió una luz y una alarma y llegaron los de la bomba uno para  en un minuto estar embutidos en los trajes….. (¿y si implanto está costumbre para el curso que viene para ir al cole por las mañanas? Tengo que madurar la idea).

Al cabo de un rato sonó la alarma para la bomba dos y salieron corriendo dejándonos sin más uniformes que dibujar por lo que yo dibujé a Ana debajo del tablón.

Al parecer las salidas no  les llevaron demasiado tiempo y regresaron pronto. Uno de los bomberos cruzó la sala llevando en la mano un farol enorme de hierro que se estaba desprendiendo. He de decir que lo llevaba con el mismo esfuerzo que yo llevo en la mano una lata de coca-cola. ¡Que pedazo de brazos!

La mañana acabó dibujando los coches en el patio y con un bombero que voluntariamente (y un poco a petición de sus compañeros) posó  para nosotros como un auténtico modelo profesional apoyado en un pico.

Anuncios