Etiquetas

, , ,

Otro verano que casi llega al fin y las vacaciones agotadas que han dejado este año pocas novedades. El sol y el calor no me han permitido dibujar todo lo que hubiese querido, pero aún asi he podido llenar todas las hojas que me quedaban de la moleskine.

Una tarde subí por el camino del faro desde la playa del Albir sabiendo que a esa hora la montaña da sombra al acantilado. Como el paseo tenía más fines artísticos que deportivos me quede a mitad del trayecto en el segundo mirador y pinte esta doble hoja vertical. Se puede ver el acantilado del amerador, el pueblo del Albir y al fondo la sierra.

La foto es de mi talentosa sobrina Silvia que me acompañaba.

Anuncios